Pastillas de freno de tu moto: comprueba su estado y mejora tu seguridad

pastillas de freno de tu moto

22 abril, 2020

Las pastillas de freno de tu moto son elementos fundamentales para que puedas conducir con toda seguridad. Pero eso ya lo sabes, ¿verdad?

Para que tu máquina esté en buenas condiciones, el correcto estado de las pastillas de freno de tu moto es algo básico. Y es por eso por lo que en este artículo vamos a contarte cómo puedes comprobar su estado.

Las pastillas de freno de tu moto

Teóricamente, si tu moto tiene frenos de disco, saber cuándo hay que cambiar las pastillas no es muy difícil. Basta con que puedas ver que no están desgastadas. Es importante que tengas en cuenta que se gastarán más o menos en función de tu forma de conducir, y que no hay una cantidad de kilómetros «orientativa» para cambiarlas.

Si su grosor no es menor a unos dos milímetros, está en condiciones adecuadas para seguir usándola.

No circules con las pastillas en mal estado

Esto es de primer curso de motero, ya que te estarás arriesgando a tener un accidente.

Si las pastillas de freno de tu moto están ya en los mínimos o más bajas, cámbialas inmediatamente. Lo mejor es que mires las ranuras radiales que tienen, y para asegurarte de que aún hay pastillas, ponte de frente a la moto y mira la zona de contacto entre la placa y la pastilla.

El hecho de no tenerlas en buenas condiciones implica que tus frenos van a tener menos efectividad y potencia de lo que deberían. No solo disminuye la capacidad de frenar, sino que además, el tacto del pedal o la maneta no será el adecuado, y la moto tendrá que trabajar mucho más para que funcionen los frenos.

Por otro lado, si la capa de fricción no está sino que lo que toca el disco es la placa metálica del sistema, vas a rayar el disco de freno. Esto provocará no solamente que haya muchísimo ruido cuando frenes, sino que tarde o temprano se rayará en exceso y tendrás que cambiarlo.

Mantén en buen estado los frenos

No es la primera vez que algún motero ha tenido que cambiar los discos de freno por no prestar atención a las pastillas de freno de tu moto. Además de la incomodidad de tener que llevar la moto al taller, el arreglo te puede salir francamente caro.

Otra situación que se nos puede plantear es cambiar el disco aunque tengamos pastillas. Si esto te ocurre, tendrás que cambiar las pastillas también, ya que no funcionarán bien con el disco nuevo al estar «acostumbradas» a trabajar con el antiguo.

También necesitarás cambiar las pastillas de freno de tu moto si estas se han hecho cristal, aunque es algo menos habitual porque cada vez se hacen con materiales de más calidad. La cuestión es que si se calientan demasiado, se pueden fundir y ponerse duras.

En cualquier caso, en Mujeres Moteras siempre apostamos por el disfrute de nuestra moto, y eso implica hacer un uso responsable de ella. Para muchos esto solamente significa conducir bien, pero no, es mantener tu moto y sus componentes en el mejor estado posible.

jcosta