BMW R nineT

BMW R nineT, neo café racer customizable con accesorios de la marca

22 diciembre, 2019

Cómo de equivocados están aquellos que piensan que con una moto estilo café racer no sirve para nada más que para lucirse y dar una vueltecita. Las hay que efectivamente no sirven para mucho, o al menos, no sirven para lo que un motero de pura cepa espera. Pero hay otras, como la BMW R nineT, que pese a su estética café racer más bien clásica, tienen unas sensaciones deportivas que sorprenderán a aquellos que la prueben.

El modelo BMW R NINE T apareció por primera vez allá en 2013 con el objetivo de ofrecer a los amantes del estilo y de la marca, una moto lo más exclusiva posible. Y no lo es porque sea BMW, que ya de por sí, lo sería. Sino porque permite cambiarla y personalizarla prácticamente por completo con relativa facilidad.

Quizás lo más llamativo es la facilidad con la que se quita el subchasis de la moto para poder sustituir el asiento por un monoplaza. A partir de ahí, imaginación al poder.

Pero, como se suele decir, el físico no es lo más importante y la BMW R nineT tiene un interior que te atrapa en cuanto engranas la primera marcha.

Datos y equipamiento de la BMW R nineT

La BMW R nineT tiene un motor de 1.170cc, bicilíndrico, refrigerado por aire y aceite, con 4 válvulas radiales por cada cilindro y doble árbol de levas, que entrega una potencia de 110cv a 7.550rpm. Un motor legendario de la marca ciertamente evolucionado y que ofrece grandes sensaciones a la conducción. Una de ellas, no de mi agrado, pero sí del de muchos/as, es ese ligero vaivén lateral cada vez que lo arrancas o abres el puño del gas.

Lo que sí me gustó mucho de este tipo de motor es la estabilidad que ofrece en la conducción. A tener un cilindro a cada lado, el centro de gravedad de la moto es muy bajo y permite que sea muy fácil curvear con ella.

La moto tiene un peso de 222kgr en orden de marcha, es decir, con todos los líquidos dentro y solo mide 805mm desde el suelo hasta el asiento.

Si eres una persona bajita, que nunca te digan que no hay motos de gran cilindrada para ti. Esta moto, la BMW R nineT es bajita de serie, pero, además, dada la gran cantidad de opciones de customización, podrás cambiar el asiento por otro que se adapte mejor a ti. Más fino, más alto, más mullido. Lo que quieras. Además, la palanca de freno y la del embrague son ajustables. Algo que se agradece cuando tus pies son o muy grandes, o muy pequeños.

Tiene un basculante monobrazo de aluminio fundido y una horquilla telescópica invertida.

Como sabes, una de las primeras cosas que miro es qué frenos lleva. La BMW R nineT viene equipada con frenos de dos discos flotantes de 320mm de diámetro, con pinzas radiales brembo de cuatro pistones. Detrás monta un freno de un disco de 220mm de diámetro con una pinza flotante de doble pistón. Traducido, esta moto frena estupendamente.

El depósito es grande y tiene una capacidad de 18L con solo 3 de reserva (algo escaso), pero su consumo no es muy bajo así que tampoco da para mucho.

BMW R nineT, neo café racer

La conducción de la BMW R nineT

Me esperaba una moto tosca, algo pesada, y con una conducción que llamase al paseo. Sin embargo, me encontré con una moto ágil, divertida, y que se comía las curvas cerradas como si fueran ganchitos. Una detrás de otra y casi sin respirar. Esta moto rebosa deportividad por todos sus poros.

Entra fácil, hace la curva fácil y redonda y sale más fácil aún. Si abres fuerte al salir, notarás el motor bóxer actuar. Algo que, a mí, personalmente, no me emociona. Pero que reconozco que enamora a gran parte del colectivo. Y es que el motor bóxer, o te enamora o no te gusta. No puede haber un intermedio.

Además, dado que la posición es bastante cómoda, aunque su manillar es ancho, puedes hacer con ella largos recorridos sin que te duela la vida.

He estado una semana con ella y me he motivo por ciudad y por carretera.

La BMW R nineT por ciudad:

Como tiene el centro de gravedad tan bajo y es tan bajita de asiento (805mm), es muy fácil moverla en cualquier parte, tanto a velocidades muy bajas como en parado. Subir y bajar bordillos, aparcarla en cualquier rinconcito o moverla entre los coches que están parados es sencillo. No hay ninguna situación en la que te puedas ver en un aprieto por no poder manejar la moto con facilidad.

La BMW R nineT en carretera:

La disfrutarás. Sentirás su deportividad y la moverás de lado a lado en cada curva sin dificultad.  

La he disfrutado mucho a sabiendas que, además, si fuera propietaria de una, podría hacerla tan exclusiva que no habría ninguna igual.

La BMW R nineT tiene un precio de partida de 16.500€, algo más cara que sus competidoras, como la Triumph Thruxton (14.200€) o la Moto Guzzi Griso 1200 (13.362€) pero es BMW y es personalizable. Puedes obtener más información en la site de BMW motorrad.

En este vídeo, te hablo de mi experiencia con ella y te muestro algunos elementos. Pero te aviso, es un vídeo un poco diferente.

Espero que te guste.