YAMAHA TRACER 700, prueba a fondo

Yamaha Tracer 700, Telva y Berta Doria Mujeres Moteras

20 septiembre, 2020

Si buscas una moto de aspecto trail pero totalmente asfáltica y de uso diario, la Yamaha Tracer 700 puede ser una opción muy interesante a tener en cuenta en tu proceso de selección y compra.

Valorar el comportamiento de una moto, a veces, es difícil. No siempre puedes probar la moto en todos los ambientes para lo que “parece” que está diseñada, ni hacer los suficientes kilómetros como para tener claras sus virtudes y sus defectos (o no-virtudes si queremos ser más polites).

A la Yamaha Tracer 700 le hemos hecho (Telva, Eduard y yo) unos 1.400km repartidos entre autopista (en total 660km) y el resto repartido entre carreteras anchas y con curvas muy abiertas, de esas en las que podrías ir como si de un circuito se tratara. Carreteras de curvas enlazadas. Carreteras de curvas muy reviradas y carreteras de asfalto terrible.

Si no has visto las aventuras con la Tracer 700, puedes hacerlo viendo este vídeo.

Yamaha Tracer 700, prueba moto

Haciendo una valoración en su conjunto, y luego ya entraré un poco más en detalle, la moto resuelve muy bien, se comporta correctamente y tiene una conducción muy divertida y confortable. ¿Pero vale para todo? No. Su apariencia te puede llevar a engaño.

La Yamaha Tracer 700 es una moto sport touring que tiene un rollito trail, pero que no lo es. No tiene ni las prestaciones ni está preparada para que la metas en “fregados”. Es una moto asfáltica hecha para asfaltos decentes.

Lo mejor de la Yamaha Tracer 700: el motor.

Personalmente creo que lo mejor de la moto es su motor. Un motor que haría que la pusiera directamente en la lista de motos sport touring a mirar si quisiera comprar una. La Yamaha Tracer 700 lleva el motor CP2 de Yamaha. El mismo que llevan la Yamaha MT07 y la Yamaha Ténéré 700.

Un motor de 689cc bicilíndrico en línea con tecnología crossplane que entrega la potencia de una manera suave pero contundente. Es decir, que en cualquier régimen de revoluciones, la entrega es fuerte pero lineal. En una sola palabra: delicioso.

Tecnología crossplane: implantada en motos Yamaha de calle desde 2009 con el objetivo de mejorar el tacto del acelerador a través de una configuración distinta del conjunto de cigüeñal, biela y pistón.

Además, está homologado para la Euro5.

Yamaha Tracer 700 review completa

Iluminación:

Toda la iluminación de la moto es led. Y si bien, las luces largas, son correctas e iluminan muy bien la carretera, las cortas son, al menos para mi gusto, demasiado cortas. Debo reconocer que mi visión nocturna es bastante mala. Veo poco y todo me provoca destellos. Sin embargo, creo que las cortas son muy cortas en comparación con otras motos que he probado.

La cúpula. Estética pura:

Siempre me ha resultado bastante molesto el aire frontal cuando conduces. En mi moto, una R, este tema está superado. En las motos puramente trail, como suelen llevar pantallas muy grandes, también. Pero en las naked y las sport touring, como la Yamaha Tracer 700, hay que encontrar un compromiso entre la estética y la protección del aire.

Parece que en las naked directamente se omite cualquier protección en pro de su estética. Pero en las sport touring se intenta conseguir cierta protección al viento sin estropearla. Algo, que sin duda, me parece bastante difícil. Y en este caso, creo que Yamaha no lo ha conseguido del todo con su Tracer 700.

La cúpula tiene dos posiciones que se accionan manualmente y de manera muy fácil (bien por Yamaha). Pero ninguna de las dos posiciones consigue una protección aerodinámica óptima siempre y cuando la estemos comparando con una moto trail. Personalmente, con la posición alta de la cúpula notaba ciertas turbulencias y ruido en el caso, mientras que con la posición baja me pareció que iba más cómoda pese a no notar mucho su efecto.

Display en negativo:

El display de la Yamaha Tracer 700 es bonito. Es de LCD en negativo y tiene el tamaño adecuado para toda la información que contiene. Además, la información la puedes ir viendo mediante los controles que hay en su piña izquierda.

He visto alguna review en la que comentan que no se ve bien según cómo dé el sol. Personalmente defiendo que después de 1.400km en los que empezamos de noche y acabamos de noche, no he tenido ningún problema de visualización.

Probando la Yamaha Tracer 700 2020

Como en los móviles tendemos a querer que sean más grandes, en color y con más tonterías por las que navegar, pero realmente, al display no le falta ni le sobra nada.

A los lados del display hay dos puntos de conexión periféricos. Uno para GPS y otro para USB. Ninguno de los dos viene de serie. Quizás el GPS tenga su lógica si cada uno se va a poner el GPS que quiera, pero el USB es universal.

En una sociedad como la de hoy donde todos vivimos enganchados a los teléfonos móviles, y en una moto diseñada para sumar kilómetros sin descanso, no le encuentro sentido a que no venga de serie.

Para el que quiera, tiene la opción de instalarlo por su cuenta o de añadirlo vía pack. Hay 4 packs disponibles para la Yamaha Tracer 700.

  • Urban: incluye el top case y el USB (405€),
  • Sport: cubrecadena, protector de radiador completo, almohadilla de protección laterales, porta matrículas compacto (380€),
  • Weekend: maletas laterales blandas, almohadilla de protección, cúpula alta, USB (770€),
  • Travel: asiento confort, cúpula alta, maletas laterales, USB (1.210€).

Suspensión y amortiguación:

Sin duda hay un salto cualitativo con respecto a la anterior Yamaha Tracer 700. Ahora cuenta con una horquilla de 41mm regulable en precarga y compresión pero no en extensión (o rebote).

La regulación es manual y con herramientas. Aunque me encantaría que fuera regulable a través del propio display, ni se puede tener todo con una moto de este precio, ni tiene mucho sentido cuando está diseñada solo para hacer asfalto.

Lo he comentado en el video que he hecho sobre ella, pero luego, pensándolo fríamente… ¿y para qué se necesitaría una regulación electrónica? Si es asfáltica. Solo necesitas regularla una vez para adaptarla a tu peso y a tu estilo de conducción.

Ahora bien, pese a las mejoras, debo reconocer que a la que metes a la Yamaha Tracer 700 en una carretea bacheada te machaca la espalda. Su capacidad para absorber los baches es limitada. Eso sí, lo compensa con la agilidad con la que puedes mover la moto para sortearlos ;)

Una de las más importantes: la frenada:

Reconozco que soy una obsesa de los frenos. Me gusta que las motos frenen fuerte y que las pinzas muerdan con seguridad y firmeza. Necesito, para sentirme segura en la moto, saber que los frenos van a responder al solo tacto. Y así es. Con un doble disco delante de 282mm con pinzas de doble pistón y con un disco de 245mm detrás la moto frena correctamente.

Eso sí, el ABS trasero es muy intrusivo. Si estás circulando por un asfalto un poco arrugado y pisas el freno trasero notarás cómo da saltitos por la acción del ABS.

A veces se habla poco de él, pero el freno motor es un elemento importante que se debe usar con cierta cautela si no llevas embrague antirrebote. En la Yamaha Tracer 700, si reduces muy fuerte, notarás un ligero vaivén lateral.

Posición, altura y peso:

Estos tres elementos de una moto son, a veces, son clave para añadir o quitar motos de la lista de favoritos. Suele dar cierta pereza elegir una moto con la que no llegas al suelo o con la que te va a ser un suplicio moverla en parado porque pesa una tonelada. No es el caso de la Yamaha Tracer 700.    

La posición es cómoda. El asiento correcto y aunque no es el más cómodo que he probado, sí permite largas tiradas en moto. Las piernas no están tan rectas como con una trail y te permiten una conducción algo más deportiva.

Yamaha Tracer 700,

Tiene una altura al asiento de la Yamaha Tracer 700 es de 840mm. Para que te hagas una idea, yo, que mido 170mm llego al suelo correctamente. A la Rodibook de este año ha venido Telva (periodista del motor). Ella mide 1,59mm y llegaba de puntitas, pero lo justo para poder desenvolverse correctamente con la moto. Que no te asuste su apariencia. La moto es tremendamente ágil y ligera. Solo pesa 196kgr con todos los líquidos y se puede mover perfectamente en parado.

Además, tiene un amplio radio de giro. Moverla es muy fácil. Y conducirla más. Cambios de dirección, de peso, de sentido. Moverás la Yamaha Tracer 700 como quieras.

Para los amantes de los viajes en moto:

La Yamaha Tracer 700 tiene un depósito de 17l con un consumo muy controlado que ronda los 4-4,5l a los 100km (siempre que no la estrujes). Consumo que puedes bajar si conduces muy suave consiguiendo tiradas de más de 350km.

De serie viene con unos Michelin Road 4 que tienen un buen compromiso entre durabilidad y agarre. No se me ocurre otro neumático que poner a esta moto que funcionase mejor.

Tecnología que no hay en la Yamaha Tracer 700:

En alguna review he visto que echan de menos que la moto tenga modos de conducción. Sinceramente, no los encuentro necesarios. Son 75cv de potencia muy bien equilibrados. Si tuviera otros modos iría siempre en el modo sport. Y dado que no es una moto para meterte en líos de caminos y pistas, no le encuentro sentido a otro tipo de modos.

Eso sí, me hubiese encantado si hubiese tenido un control de crucero. Algo que, para mí, es básico para todas aquellas motos diseñadas para largas tiradas y viajes.

En resumen, es una moto equilibrada y muy agradable de conducción. Sin duda, me volvería a hacer un viaje con ella J

Su precio de partida es de 8.599€ (a fecha de hoy) y está disponible en 3 colores.

Si te apetece, puedes ver el vídeo que he hecho, junto con Telva, de ella:

Otros enlaces que te pueden interesar:

Perfil de Telva: @telvasv

Ficha técnica Yamaha Tracer 700 año 2020.

Más sobre Mujeres Moteras 😊