No hay nada mejor en este mundo que ir rodando con tu moto y dejarte llevar, ¿verdad que sí? Eso sí tenemos que recordarlo: para ir seguros, hay que llevar a punto la moto. La cosa es que aunque lleves tu moto en las mejores condiciones, nunca estamos exentos de sufrir un accidente o un inconveniente durante nuestra ruta, y por eso es conveniente conocer todo lo que dice la normativa vigente sobre la señal de emergencia en la moto.

¿Cuál es la señal de emergencia en la moto?

La señal de emergencia en la moto se indica encendiendo los cuatro intermitentes, que parpadean a la vez, desde un botón que tenemos en la consola de la moto.

Al igual que ocurre en otros vehículos, como los coches, en la moto hace ya mucho tiempo que es obligatorio por ley tener la señal de emergencia. Esta señal se utiliza encendiendo los cuatro intermitentes de la moto y con ella se indica que has tenido que parar porque has sufrido una avería, has tenido un accidente o por cualquier otra cosa que te haya podido suceder en la carretera y te haya obligado a detener tu marcha. Su labor principal es la de indicar a los otros coches y motos que tu moto es un peligro en un momento puntual y concreto.

¿Cuándo se debe usar esta señal?

Además del caso que ya hemos mencionado, hay otros supuestos en los que la ley obliga a utilizar la señal de emergencia en la moto. Según la normativa actual, en caso de que estemos en un atasco, la señal de emergencia se usará para indicar al vehículo que circula detrás de nosotros que debe moderar su velocidad.

Aunque ya lo hemos dicho, insistimos en que la señal de emergencia en motocicletas debe utilizarse en caso de que ocurra cualquier suceso que nos obligue a detenernos en la carretera: caída de bultos a la carretera, accidente, una rueda pinchada, un problema mecánico en la moto… Es un salvavidas, puesto que va a hacer que otros vehículos nos vean cuando paremos y no nos atropellen.

¿Y qué dice la Ley sobre este tema?

Hay muchas ocasiones en las que se usa mal la señal de emergencia en motocicletas. Un ejemplo. ¿Cuántas veces te ha pasado que has ido circulando y el coche de delante ha pretendido cambiarse de carril poniendo los cuatro intermitentes? Eso incumple de un plomazo el Código de Circulación.

Lo que sí es cierto es que cuando tu moto no puede circular a la velocidad que debe por algún problema, sí debes activar la señal de emergencia (es decir, los cuatro intermitentes) para indicar a otros conductores que puedes ser un «estorbo», y que tienen que circular adaptándose a tu velocidad para que no colisionen contigo.

En ningún caso se deben utilizar para indicar un cambio de carril o para cualquier otra cosa que no sea su propósito original. Por supuesto, tienen que ser intermitentes homologados de color naranja Auto, tal y como estipula la ley vigente.