La postura corporal en moto: cómo evitar lesiones

La postura corporal en moto: cómo evitar lesiones

Si tienes experiencia conduciendo una moto, probablemente sepas que cómo nos colocamos sobre esta no solo influye en la propia conducción, sino que también repercute sobre el propio cuerpo. Una correcta postura corporal en moto es clave para prevenir la aparición de dolores e incluso lesiones. Sigue leyendo y conocerás todos los detalles sobre esta.

Cuál es la postura corporal en moto

Tanto si llevas tiempo conduciendo como si no, siempre es bueno repasar cuál es la postura corporal en moto. De este modo, o bien aprenderemos a colocarnos correctamente sin coger malos hábitos o tendremos una oportunidad de corregir los que ya hemos adquirido.

Especialmente cuando realizamos trayectos largos, una postura corporal en moto incorrecta puede ocasionar dolores y calambres tanto en la espalda como en las extremidades. Por otra parte, puede reducirse la estabilidad sobre la moto y aumentar el cansancio. Una colocación óptima nos permite poder centrarnos completamente en la conducción. A continuación veremos algunos trucos para lograr una postura corporal en moto adecuada.

Siéntate en el centro

Para mantener una postura corporal en moto que no nos cause molestias debemos ubicarnos en el centro. Además de que de esta manera tendremos la espalda en posición recta, la estabilidad va a ser mayor. Este aspecto es especialmente importante cuando hay ráfagas de viento o condiciones meteorológicas adversas. En alguna ocasión hemos hablado de la conducción segura.

El tronco debe estar también levemente inclinado hacia delante. Así podremos sujetar el manillar con mayor facilidad y con una postura corporal en moto que sea cómoda. Es decir, sin encoger los hombros y con los brazos semiflexionados.

Intenta distribuir el peso sobre los distintos puntos de apoyo de la moto. Sobre todo en las curvas para evitar desequilibrios y posibles caídas.

Mantén los brazos firmes pero sin tensión

La colocación de los brazos es primordial para una buena postura corporal en moto. Puesto que son ellos los que controlan la dirección, es conveniente que no se sobrecarguen y que su posición nos permita maniobrar con comodidad. Por ello, y como decíamos en el punto anterior, deben ir semiflexionados y no del todo estirados.

Las manos deben llegar al manillar son forzar, para que podamos tener el control absoluto de la moto si hay imprevistos. Al mismo tiempo, no debemos agarrar aquel con demasiada fuerza, ya que se nos podrían dormir las manos. Habrá que probar con tiempo y mucha calma hasta encontrar la postura corporal en moto que más cómoda nos resulte.

Utiliza calzado que permita movilidad

En cuanto a las extremidades inferiores, estas también repercuten en la postura corporal en la moto. Las rodillas deben ir pegadas a los laterales, y los pies, deben descansar sobre la plataforma o bien sobre las estriberas. Todo dependerá del tipo de moto que tengamos.

Debemos valorar también el calzado que llevemos puesto, ya que debe permitirnos cambiar de marcha con facilidad y no obstaculizar los movimientos. Nunca sabemos los imprevistos que pueden suceder en la carretera y hay que ir con la preparación adecuada.

Mantener una buena postura corporal en la moto es algo que debemos tener muy presente cada vez que salgamos con ella. Aunque no sientas molestias, asegúrate de revisar tu colocación y evita así posibles problemas en el futuro.