Motocicletas con sidecar: ¿Porqué ya no se ven?

motocicletas con sidecar

6 mayo, 2020

Las motocicletas con sidecar tienen el encanto de lo vintage, de lo que fue y muchos de nosotros no hemos probado. De hecho, fueron muy populares entre los moteros hasta los años 60, pero a partir de entonces entraron en declive hasta hoy.

Las motocicletas con sidecar fueron coetáneas de los primeros automóviles, y su popularidad se basó, principalmente en que eran medios de transporte más baratos que los coches. De hecho, si hoy quieres ver una tienes que remontarte a las viejas BMW que a todos nos encantan.

Entonces, ¿qué ha pasado con ellas? ¿Por qué han dejado de usarse? Veamos.

Motocicletas con sidecar: un vistazo

Una de las principales ventajas de conducir una moto es la comodidad para circular. Las motocicletas con sidecar, pese a lo que se pueda pensar no son demasiado cómodas de conducir, ya que no tienen tanta estabilidad como se podría pensar a priori.

Para empezar, en una moto con sidecar no estás en el centro, sino hacia la izquierda, ya que el sidecar sobresale considerablemente. Otra cosa que lo hace bastante incómodo es que cuando giras, la moto no se tumba, y eso puede resultar un poco extraño e inquietante.

Pero eso no es todo. La maniobrabilidad del sidecar hace que no sea funcional para los moteros. Cuando giras hacia la izquierda, el sidecar puede hacer que sea más difícil, porque el peso cae sobre su rueda.

El tamaño, otro gran inconveniente de estas motos

Los moteros queremos poder movernos tranquilamente y poder aparcar sin problemas nuestra moto en los lugares habilitados para ello. Piensa ahora lo que sería circular por las ciudades actuales y aparcar una motocicleta con sidecar.

Sí, el tamaño es un inconveniente bastante importante, y, de igual manera que lo es para nosotros, lo era para las personas que en esos años buscaban una manera ágil de desplazarse por la ciudad. Además, como hemos visto en el punto anterior el tamaño y el hecho de llevar anexo un «carro» hace bastante más difícil su conducción.

El precio es muy alto respecto a otras motos

Las motocicletas con sidecar no son baratas. Este es otro de los factores que han hecho que poco a poco dejen de verse en nuestras carreteras.

Una moto de estas características puede llegar a costar mucho dinero que, a lo mejor, te compensa más gastar en una buena moto grande y cómoda. Sobre todo, teniendo en cuenta que un sidecar no es demasiado cómodo ni para conductor ni para pasajero, tal vez sea mejor buscar otra opción.

Hace falta hacerles mucho mantenimiento

Pero no solo es todo lo anterior lo que hace que los sidecar hayan desaparecido casi por completo. Además de todo eso, hay que pensar que son vehículos que requieren muchísimo mantenimiento, y cuyas piezas son muy difíciles de encontrar y caras.

Desde Mujeres Moteras te dejamos estas razones por las que las motos con sidecar ya son muy raras en las carreteras y en las ciudades. No obstante, no nos puedes negar que verlas tiene un encanto especial.