Frenos ABS: Evita sustos en la carretera

Frenos ABS: Evita sustos en la carretera

7 enero, 2020

Si tenemos pensado adquirir una motocicleta, debemos prestar mucha atención al sistema de frenos con el que cuenta. Gracias a los avances en la tecnología, los frenos ABS son considerados en la actualidad como la opción más segura. ¿Conoces su funcionamiento?

Qué son los frenos ABS

Las siglas ABS que tan acostumbrados estamos a ver en los coches significan Anti-lock Braking System. Traducido, sería un sistema antibloqueo de los frenos. Cuando este detecta que alguna de las ruedas se está bloqueando por algún motivo, lo que hace es disminuir la fuerza de la frenada para evitar el bloqueo completo y que pueda derrapar.

En estas situaciones en las que una rueda se bloquea por una frenada brusca o de emergencia, los frenos ABS cobran gran importancia. ¿Por qué? Pues porque al dejar de girar una rueda, se produce un derrape por el asfalto que puede causar un accidente.

La adherencia al suelo disminuye, así como la capacidad para frenar, y por más que utilicemos el freno, lo único que lograremos es empeorar la situación al evitar que obtenga tracción nuevamente.

Por estos motivos, los frenos ABS son cada vez más frecuentes en los nuevos modelos de motocicletas. Además, hoy en día es posible incluso disponer de un sistema de este tipo que permite frenar en las curvas, como complemento del sistema de control de tracción.

Para que entiendas mejor su funcionamiento, a continuación te explicamos tanto este como todos los elementos que lo componen. Recuerda que tu seguridad mientras conduces es siempre la prioridad.

Elementos del sistema de frenos ABS

Los frenos ABS están compuestos por un conjunto de elementos que trabajan de manera integrada para lograr entre todos el mismo fin. Estos elementos son el control de velocidad en cada una de las ruedas, el módulo de control encargado de tomar las decisiones y las electroválvulas que liberan la presión de los frenos.

En la práctica, cuando vamos circulando con la moto, hay unos sensores que van controlando la velocidad que lleva cada rueda. Se encuentran ubicados en una corona que va ligada a los discos de los frenos.

En circunstancias normales, la velocidad es siempre la misma en todas las ruedas. Sin embargo, cuando se produce una frenada de emergencia, esta se ve modificada bruscamente al actuar sobre los frenos. Esto hace que pueda llegar a bloquearse.

Pero es en este instante cuando los frenos ABS actúan. El sensor detecta que la rueda va a bloquearse y envía una señal al módulo de control para que comience a funcionar. Gracias a las electroválvulas que hemos mencionado, se libera presión y se impide que el freno siga bloqueando la rueda, de manera que pueda volver a girar y recupere su adherencia.

Llegados a este punto, los electroválvulas devuelven la presión y el freno muerde de nuevo los discos. Todo este proceso puede llegar a realizarse hasta 20 veces en un segundo, hasta que la moto logre detenerse en la menor distancia que sea posible.

Debido a su eficacia, los frenos ABS son unos grandes aliados cuando vamos circulando con nuestra motocicleta. Asegúrate de elegir una moto con este sistema y olvídate de correr riesgos en la carretera.