Consejos para llevar niños en la moto

Consejos para llevar niños en la moto

Solemos hablar de las motos para hacer escapadas, sobre seguridad cuando circulamos o sobre su mantenimiento. Pero olvidamos que a veces la familia también tiene que utilizar este vehículo con nosotros. Si este es tu caso, te dejamos algunos consejos para ir con niños en la moto.

Desplazarse con niños en la moto

Las motos son un vehículo más inestable y vulnerable que los coches. Por este motivo, debemos extremar siempre las precauciones cuando circulamos con ellas. Pero si vamos con niños en la moto, debemos hacerlo aún más. Estamos exponiéndolos también a ellos al riesgo que implica.

Si tenéis dudas sobre viajar con niños en la moto, o si queréis aseguraros de que estáis teniendo todo el cuidado posible, os dejamos aquí algunos puntos a tener en cuenta.

Verifica que tu moto es apta para niños

No siempre es posible ir con niños en la moto. Por este motivo, debemos comprobar que nuestro modelo está realmente homologado para la circulación con ellos. Si lo hacemos en una moto que no lo está, estaremos incumpliendo la ley, por lo que podemos ser multados. Nuestro permiso de circulación es el documento que nos indica si es posible llevar dos pasajeros.

Ten en cuenta su edad

De acuerdo con el Reglamento General de Circulación, no es posible llevar niños en la moto que sean menores a los 7 años de edad. Y si tienen entre 7 y 12, solo pueden ir acompañado de sus progenitores, un tutor legal o una persona autorizada. Cuando superan los 12 años se sigue la normativa para adultos.

Ubícalos en el lugar correcto

Aunque prefiramos observar al niño y llevarlo delante, el lugar correcto para circular con niños en la moto es el asiento trasero. Debe ir a horcajadas y con los pies en el reposapiés, tal y como iría una persona adulta.

Instala dispositivos de retención

Cuando el niño no ha alcanzado una estatura determinada, es probable que no llegue al reposapiés. En estos casos, debemos instalar los dispositivos de retención para que vaya sujeto en el asiento. Algunos de ellos son las sujeciones laterales o los estribos.

Además de estos elementos extra, deben llevar también un casco adaptado a su tamaño y homologado por la normativa europea. Y por supuesto, el resto de elementos de seguridad que consideremos necesarios. Por ejemplo, una chaqueta protectora que evite quemaduras en el caso de una caída, o guantes. No solo hay que proteger sino también resguardar del frío.

Modera la velocidad

Una de las ventajas de la moto es que podemos adelantar con mayor facilidad y desplazarnos a una velocidad más alta sin obstáculos. Sin embargo, debemos tener en cuenta que llevamos niños en la moto y que no debemos exponerlos a un riesgo innecesario. Es conveniente moderar la velocidad y conducir de una forma suave.

Contacta con tu compañía de seguros

Si viajamos con niños en la moto con regularidad, debemos plantearnos el incluirlos en nuestro seguro. De esta manera, si sucediese algo, podemos tener la tranquilidad de que ellos también están cubiertos por la póliza.

Tomando las precauciones necesarias, no existe ningún problema a la hora de viajar con niños en la moto. Además, es un buen comienzo para la próxima generación de motoristas.