La importancia de conducir con seguridad una motocicleta

La importancia de conducir con seguridad una motocicleta

Nadie acostumbra a considerarse a sí mismo un mal conductor o una mala conductora. Sin embargo, la realidad es bastante diferente. Aunque no se trata de una cuestión de habilidades sino de inseguridad, lo cierto es que muchas personas entorpecen la circulación y llegan a provocar accidentes. Para que esto no te suceda, te explicamos cómo conducir con seguridad una motocicleta.

Claves para conducir con seguridad

Llevar una motocicleta no es una actividad demasiado compleja, siempre que tengamos coordinación. La dificultad se encuentra más bien en la circulación, ya que debemos prestar atención a la carretera, las señales, los demás vehículos, los peatones, etc. Por eso, queremos dejarte algunos consejos para conducir con seguridad que te ayudarán tanto a ti como a los demás.

Mantén una buena postura

La higiene postural es una asignatura pendiente en cualquier cosa que hagamos. Tanto si nos encontramos en el trabajo como en el ordenador de casa e incluso sobre nuestro medio de transporte, es muy probable que no tengamos la espalda como debiéramos.

No solo afecta a nuestra espalda causando dolores, sino que también dificulta el poder conducir con seguridad. Ir demasiado hacia delante o hacia detrás impide que alcancemos los controles con comodidad, por lo que nos resulta más difícil maniobrar. Procura sentarte en el centro y mantener los brazos firmes pero sin tensión. Una postura correcta para circular en moto es fundamental.

Sujeta el manillar con ambas manos

Cuando cogemos confianza, empezamos a dejar de cumplir las normas de seguridad. Aunque sepamos que podemos controlar la moto con una sola mano, no se recomienda hacerlo salvo que sea absolutamente necesario liberar una de las manos.

¿Por qué? Porque si se produjese un imprevisto que nos exige reaccionar con rapidez, no estaremos preparados para ello. Además, una maniobra urgente requiere de ambas manos. Conducir con seguridad no equivale a relajarse.

Mantén la vista alejada

Para conducir con seguridad, hay que estar pendientes de lo que sucede en la carretera. Por este motivo, no basta con prestar atención a aquel vehículo que tenemos más cerca de nosotros, sino que hay que mirar un poco más allá. Como mínimo dos coches o dos vehículos por delante.

De este modo, estaremos comprobando con antelación el recorrido que deberá trazar nuestra motocicleta. Y así, lograremos conducir con seguridad porque habremos identificado a tiempo los peligros o situaciones que requieran atención.

Anticípate a los acontecimientos

Otro de los puntos clave para poder conducir con seguridad consiste en anticiparse a todo lo que pueda suceder. Igual que comentábamos en el punto anterior, cuanto antes sepamos lo que está sucediendo o puede suceder, de más tiempo dispondremos y más sencillo nos resultará actuar en consecuencia.

Aunque requiere de bastante práctica al volante saber interpretar lo que va a suceder, no es imposible. En cualquier caso, conviene recordar que no siempre se señalizan las maniobras, por lo que la concentración en la carretera nos ayudará a tener un margen para reaccionar. Conducir con seguridad implica conducir con atención.

Esperamos que con estos consejos para conducir con seguridad ganéis en confianza al volante. Recordad que no solo es por vuestro propio bien sino también por el resto de personas y vehículos que se encuentran en la carretera.