¿Qué moto comprar? ¿Una moto nueva, usada…?


una moto , berta, azulita

30 noviembre, 2021


¿Qué moto me debo comprar? Esta pregunta me la hacéis muchas veces. Yo misma la hice una vez. Hace muchos años cuando quería dar el salto de una moto de 125cc a una moto de mayor cilindrada. Todo me parecía muy complicado. Comprar una nueva o de segunda mano. Ir a un compraventa o buscar directamente. Me pasé varios meses como loca dando palos de ciego.

Algunos amigos me decían que me tenía que comprar una moto pequeña e ir avanzando poco a poco. Y otros me decían lo contrario. No importa cuántos caballos tenga, lo que importa es cómo los gestiones tú. Y eso lo aprenderás muy rápido. Es cuestión de adaptarse, me decían.

Al final, después de tantos años he llegado a mis propias conclusiones. Que no necesariamente tienen que ser las buenas ni las que valgan para todo el mundo, pero sí lo valen para mí. Y sinceramente, si volviera atrás haría lo que creo ahora que se debería hacer.

Puedes comprarte la moto que quieras o puedas. Todo lo demás es secundario.

Si eres atrevido o atrevida y quieres una moto de mayor cilindrada no lo dudes. Te adaptarás y tendrás moto para años.

Si por el contrario eres más prudente y quieres ir pasito a pasito, lo que haría es comprar una moto de menor cilindrada y luego vender mi moto para comprar otra de mayor potencia. Comprar una moto siempre hace mucha ilusión así que vivirás esa sensación más veces que los demás.

comprar una moto nueva o  de ocasión

Una moto es una moto, sea nueva o no.

Al final, llegarás al mismo sitio solo que de manera distinta.

¿Es bueno? ¿Es malo? Ni lo uno ni lo otro. Lo que sí es bueno es comprar aquella moto que quieres. Quizás, cuando hagas la lista de los pros y los contras de comprarte una u otra te des cuenta de que la moto que te gusta. Aquella que te hace vibrar. No es la moto que realmente quieres.

O quizás te des cuenta de que para llegar a la moto que quieras, debes tener otra antes. Una que estará contigo por tiempo limitado y que luego tendrá que pasar a otras manos. La venderás y esperarás que el nuevo dueño o dueña la cuide como lo hiciste tú.

También puedes ser algo rarito (o rarita) como yo. Un ser que se enamora de una máquina y decide que pase lo que pase, no se van a separar. ¿Cuánto vale mi moto?. No lo sé, pero no la vendo.

Esto es lo que me pasa a mí con mi moto, Azulita. No es mi primera moto ni será la última, pero sí será la especial. Con ella he vivido aventuras que no he vivido con nadie ni con nada. Algunas buenas y otras dolorosas (por si no viste la historia de mi accidente, la tienes en mi canal de YouTube). Hoy tiene 76.000 km y la uso realmente muy poco. Siempre estoy probando otras motos y la mía la dejo siempre para lo último. Pero sigue siendo especial.

¿Eso pasa a todos los moteros? Casi siempre y para todo el mundo hay una moto que es especial. Una que, si puedes, no la vendes nunca. Y si no puedes y la acabas vendiendo, siempre forma parte de tu corazón. 

El día que Azulita ya no pueda circular… o porque no la dejen, o porque ya no funcione. O simplemente porque he decidido que quiero una nueva compañera de aventuras, seguirá conmigo. Le buscaré un rinconcito donde pasar el resto de mis días!

Si quieres leer más posts de opinión, te dejo el enlace directo :)

jcosta