CÓMO COMPRAR UNA MOTO DE SEGUNDA MANO


El gran dilema de comprar una moto nueva es saber si lo ideal es comprarse una moto nueva o una moto de segunda mano. A veces es la capacidad económica la que nos obliga a tomar la decisión, y otras, en que esta no es tan relevante, solo el sentido común.

Si decides que tu opción es la de elegir una moto de segunda mano, estas pautas te pueden ser de ayuda. Por supuesto, que siempre puedes acudir a profesionales o a una tienda de motos para que se encarguen de todo. Pero si quieres hacer tú mismo la selección de la siguiente moto de tus sueños, toma nota.

Queda para ver la moto de día

Ver la noche de día te permitirá verla bien y en detalle. Quedar a última hora de la tarde es peligroso, porque fácilmente se te hará de noche. Y… por algo se dice que de noche todos los gatos son pardos. De noche no verás pistas de problemas de una moto de segunda mano.

Ten en cuenta que una moto de seguna mano tiene desgaste y que simplemente, tiene que ser acorde a sus kilómetros y su precio.

Mejores motos para el A2 relación calidad-precio

Revisa visualmente y en profundidad la moto

No tengas prisa. Da igual si el vendedor te dice que no tiene tiempo. Mírala con gran detenimiento. El carenado, los plásticos, los contrapesos para ver si están muescados de alguna caída. Analiza cómo de limpia está la moto. Puede ser que esté correctamente limpia o excesivamente limpia, lo cual podría dar pistas de engaños.

Puedes mirar el estado de la cadena, la alineación del chasis con el subchasis o incluso dentro del depósito de gasolina, para ver si su color es raro. Si fuera rojo podría ser signo de óxido.

Todas estas pautas también te valen si lo que estás buscando es un scooter de segunda mano.

Prueba de la moto de segunda mano

 Esta es una parte complicada porque a nadie le gusta que le toquen o prueben su moto desconocidos. Además de dar todas las garantías al vendedor de que no te vas a ir con su moto, no te demores mucho en la prueba. No vas a poder analizarla mucho, pero quizás sí lo suficiente para detectar si algo no va bien.

Que no te ofusquen las palabras del vendedor o tu ilusión por la moto.

Informe de la DGT

Un informe de la DGT cuesta 8,67€ de tasas y te lo dan en el mismo momento. Te puede parecer que no, pero un simple informe te podría desvelar historias de una moto de seguna mano que ha ido cambiando de dueños a la velocidad del rayo… cosa que da miedo. Propietarios que te dicen que su moto está perfectamente cuidada y que en realidad no la ha utilizado porque no funciona.

una moto , berta, azulita, moto de segunda mano

Lleva la moto de segunda mano a un taller mecánico de confianza

Aunque hayas hecho una revisión exhaustiva de la moto y seas bastante apañado con la mecánica, es muy positivo que tu moto la revise un profesional. Él (o ella) siempre podrá ver mucho más de lo que tú verías. E incluso podría enchufar a la moto una máquina de diagnosis para ver errores que haya dado la moto en un pasado.

Por supuesto, que el taller debe ser de tú confianza y no de la confianza del vendedor. Hay gente honrada por el mundo, pero también hay mucho hijo de * suelto que no es consciente que una moto en mal estado es un peligro para la vida.

No confíes en el vendedor de la moto de segunda mano

Qué triste me parece decir algo así. Pero es cierto. Es mucho mejor ir con la idea de no confiar en el vendedor (entiende que me refiero en general vendedor o vendedora) que confiar en su buena palabra y pagar por una cosa que no vale nada o con la que te puedes matar. Una moto de segunda mano es una moto usada, no una máquina para matarse.

Intenta ser objetivo y analizar cada palabra y cada gesto con la máxima objetividad. Quizás detectes si está siendo sincero y transparente o te está intentando colar un gol.

Comprar una moto a través de una empresa o profesional que se dedique a ello puede darte la tranquilidad de saber a quién acudir o recurrir si las cosas no salen bien. Ya no digo que seguramente, esa empresa o profesional ya haya hecho toda esa labor de investigación antes de ti.

En este vídeo te explico un poco más en detalle cómo comprar una moto de segunda mano. Hazme caso y sigue las pautas. No tengas que arrepentirte como me ha pasado a mí. De lo único que me alegro es que evité que esa moto fuera a parar a otras manos y alguien pudiera matarse con ella. Pero eso… lo contaré otro día ?

Te dejo algunos enlaces que te pueden interesar: