Las 5 averías más comunes en las motos y cómo evitarlas

averias moto

8 marzo, 2016

Aunque cuidemos nuestra moto y le hagamos un mantenimiento periódico ninguna de nosotras está libre de sufrir una de esas averías que, además, suelen tener la mala costumbre de producirse en el peor momento posible.

Cada modelo de moto tiene tendencia a unas averías concretas, al igual que ocurre con los coches. Antes eran más habituales los problemas mecánicos, si bien van ganando terreno los relacionados con la electrónica.  Hoy vamos a ver los fallos más habituales que nosotras, como mujeres moteras debemos conocer para poderlos prevenir.

Averías en el embrague, ¡ojo!, que perdemos potencia de nuestra moto

El embrague es una de las piezas que más averías ocasiona, muchas veces por desgaste de los discos. Cuando el embrague no funciona bien hay pérdida de potencia y dificultades para cambiar de marcha. Si no se repara a tiempo, puede acabar dañado otros mecanismos de la moto.

Una forma muy sencilla de prevenir esta avería es controlar la viscosidad del aceite y sustituirlo de acuerdo con las recomendaciones del fabricante. Recuerda que una conducción suave ayuda a alargar la vida de esta pieza.

 

El regulador de voltaje, ¡ojo! podemos perder la electricidad de nuestra moto

Todas las motos utilizan la electricidad producida por el alternador para el encendido, para el cuadro de mandos, el alumbrado, etc. El regulador de voltaje convierte la corriente alterna para que llegue con la tensión adecuada. Cuando se daña el regulador, puede ocurrir que la batería no cargue, que se estropee por exceso de voltaje o que dejen de funcionar tanto los faros como los indicadores del tablero.

 

Averías en la centralita, se cuidadosa al limpiar tu moto si no quieres estropearla

La centralita electrónica es uno de los elementos más importantes de la moto y una de las averías más costosas que se pueden producir. Cuando se avería, entre otras cosas el consumo de combustible aumenta, cuesta arrancar, el ralentí oscila y se producen explosiones.

Para prevenir estas dos averías hay que ser cuidadosas a la hora de lavar la moto. Hay que procurar que el agua no toque el cableado ni la centralita. Un medidor de voltaje nos puede ayudar para controlar si el voltaje y el amperaje son correctos.

 

La bomba de inyección, controla las señales de fallo para evitar daños mayores

Cuando la bomba de combustible funciona mal se producen fallos en el motor y en la aceleración. También puede ocurrir que el motor no encienda o que se dañen los  relés y fusibles.

La única medida de prevención que podemos tomar es estar atentas a las señales de fallo y llevar la moto al mecánico tan pronto como sea posible para evitar daños mayores.

 

Fuga de líquidos, controla los niveles para evitar que tu moto se quede sin lubricante

Los líquidos de la moto, como lubricante, refrigerante o líquido de suspensión, son vitales para el buen funcionamiento de la máquina y para alargar su vida. La falta de aceite desgasta el motor y puede llegar a griparlo.

Para prevenir es imprescindible controlar los niveles de líquidos con regularidad y buscar cualquier posible fuga.

¿Qué otras averías has tenido tú? ¿Has evitado alguna avería importante alguna vez estando atenta a tu moto? Cuéntanos tu historia, estaremos encantadas de escucharlas y aumentar esta lista de prevención para averías.

Aprovechamos para recomendarte que siempre vayas a tu mecánico de confianza.