Una sesión de fotos con moto puede ser una buena manera de demostrar tu pasión por este hobby. Se pueden poner en un álbum de fotos específico, enmarcar o subir a las redes sociales. Contratar a un profesional siempre dará mejores resultados. Si te has currado tu imagen personalizada tanto en la moto como en tus accesorios y tus prendas, ¿por qué no enseñarlo? No es vanidad, es una estética y un recuerdo de esta y tu moto. Es algo que recomendaremos a cualquiera, ya que las motos no duran para siempre y algún día se ha de cambiar la que se monta, por desgracia. Y con ella seguro que tienes viajes y recuerdos que guardar. Es algo sentimental.

 

Sesión de fotos con moto: elige bien a tu fotógrafo

Lo primero que tienes que tener claro es que las fotos con el móvil no dan los resultados que esperas. Se necesita una cámara potente y un buen uso de esta. Por eso la recomendación es contratar a un fotógrafo. Y, además, deberás determinar si tu sesión será de fotos sobre la moto en marcha o en parada. Cada fotógrafo trabaja con un tipo de fotografía. Si quieres hacer una mezcla, pregunta bien antes si es capaz de hacer retratos y fotos en movimiento. A pesar de que los fotógrafos profesionales tienen ideas y saben donde hacer las fotos, tu puedes también opinar. Que no te de miedo preguntar si es mejor en un lugar u otro o en cierta postura. Además, los fotógrafos hacen un trabajo de post-producción en la que nivelan los colores y centran las fotografías para que se vean realmente bien. El acabado seguro que te encanta.

Sesión de fotos con moto: prueba todas las posturas

No tengas miedo de ponerte de la manera que tu creas que estás mejor. Posando al lado de la moto, con y sin casco. Sobre ella, con la chaqueta y el resto de accesorios… Las imágenes quedarán en el tiempo y será una muestra muy bonita de tu moto y tú juntas. Y, además, todos los elementos de la foto también determinarán de qué época es. Es algo magnífico que enseñar a hijos y nietos si se quiere que también muestren interés por las dos ruedas.

No tienes por qué posar como una modelo lo haría. Puedes ser simplemente tú y tu moto como normalmente la cogerías. Si haces fotos en movimiento y con el casco puesto, no tengas miedo de que la gente no te reconozca. Esa foto es para ti. Tu sabes cual es tu postura al montarla, lo que sientes y cuales son tu casco y chaqueta. No tienes por qué maquillarte más o menos. No hay reglas. Solo tú y divertirte con la sesión de fotos con tu moto.

 

No olvides pasar por nuestra tienda para salir con nuestros accesorios y marca en esa sesión de fotos con moto. No hay mejor manera de demostrar que se es una Mujer Motera que con nuestro logo y nuestro apoyo.