Del mismo modo que los conductores de otros vehículos, como los coches, los moteros a veces también cometemos alguna infracción por las carreteras. Y es que, igual que hay ciertos errores de conducción que son muy típicos entre las motos, podría decirse que hay sanciones y multas que también son algo comunes.

Hay multas y multas, claro. Pero para los que llevamos mucho tiempo conduciendo a veces la costumbre hace que terminemos olvidando la existencia de ciertas sanciones que, sin ser muy graves, pueden resultar molestas. Y es que, luego, hay multas que pueden llegar a suponer hasta 30.000 euros de sanción (casos muy extremos, claro). De modo que es bastante importante estar al tanto de este tema y, sabiendo cuales son las infracciones más comunes, poder así evitarlas.

multas moteras

Los cinco tipos de multas más frecuentes entre los moteros

No llevar la documentación

El primer tipo de multa más habitual entre los moteros es el no llevar la documentación obligatoria encima. O no llevar las copias originales, o tenerlos caducados. Desde dejarse el carnet de conducir, cambiar de domicilio y no actualizarlo o, una de las más frecuentes, circular con la ITV caducada. La multa para estas infracciones varía según el tipo. Así, no llevar el carnet de conducir se penaliza con 10 euros, olvidar el cambio de domicilio supone una sanción de 80 euros y tener la documentación caducada cuesta 200 euros.

No tener el seguro en regla

Contamos esta infracción de forma separada que las anteriores sobre la documentación, porque su sanción es variable. Y es que todo dependerá si es la primera vez que te pillan con el seguro caducado, si estabas circulando, si se ha producido algún incidente o cuánto tiempo lleva caducado. La multa puede oscilar de los 600 euros hasta los 3000.

No llevar el casco

Durante muchísimo tiempo, este fue una de las infracciones más comunes entre motoristas, junto al exceso de velocidad. Por suerte, las campañas de concienciación han hecho su fruto en recordar la importancia del casco. Aún y así, sigue habiendo gente que conduce su moto sin casco o ¡con este mal abrochado! Ambos son motivos de multa, 200 euros y tres puntos del carné.

Repostar sin apagar el motor

Si bien hoy en día, en muchas motos, no es directamente posible parar para repostar gasolina con el motor encendido, todavía hay algunos modelos que lo permiten. Y esto puede suponer más de un despiste. Despiste que, lamentablemente, no está libre de multa. Concretamente son 80 euros lo que te puede costar.

Estacionar indebidamente

Los problemas de estacionamiento son normalmente más comunes entre los coches y otros automóviles. Pero entre las motos también se dan a veces. Atar la moto en mobiliario urbano, como farolas; estacionarla sobre la acera o en plazas, o estacionar junto a aceras de menos de 3.5m de ancho puede suponer una sanción de treinta a doscientos euros. Y, tomad nota, porque estacionar en la arena de la playa puede salirte por 30.000 euros.

Ahora que ya sabes cuales son las multas más comunes, esperamos que estés atenta para no caer en estos despistes cuando conduzcas con tu moto.