A todos nos encanta estrenar moto. Es una sensación genial y que no tiene comparación con nada. Montarte en tu nueva moto por primera vez y empezar a rodar y a quemar ruedas y kilómetros. Es algo genial. Ahora bien, la cosa es que no siempre podemos comprar una moto nueva, por lo que las opciones que quedan es acudir a una moto de segunda mano o a una moto de outlet.

¿Cómo elegir dónde comprarla? ¿Qué hay que tener en cuenta en cada una de las opciones? Bien, echemos un vistazo…

¿Compro una moto de segunda mano o una moto de outlet?

Estas son las dos opciones que tenemos si no queremos recurrir a una moto nueva. Tanto si eliges la moto de segunda mano como la moto de outlet es posible que encuentres buenas opciones, pero si observamos con cuidado, la elección será mucho mejor. 

Motos de segunda mano

Si bien es verdad que en el mercado de segunda mano puedes encontrar precios, a priori, más asequibles que en un outlet, también puedes encontrar algunas cosas que es posible que te hagan planteártelo. Por ejemplo, cuando compras una moto de segunda mano realmente no puedes saber el estado de la moto en cuestión a ciencia cierta. Tienes que confiar en que el vendedor te va a decir cómo está, pero no puedes tener la seguridad total, y luego puedes encontrarte con sorpresas desagradables.

Además, aunque la moto esté en buen estado las piezas usadas se desgastan mucho más, lo que seguramente va a derivar en averías de diversa índole, y tampoco sabes si tiene todas las revisiones hechas. Un aspecto muy negativo es que no tienen garantía, con lo que cualquier problema vas a tener que solucionarlo (pagarlo) tú.

Motos de outlet

Comprar una moto de outlet también permite conseguir una buena moto a un buen precio. Una de las ventajas que tiene comprar una moto de outlet es que en estos establecimientos tienes a tu disposición una gran cantidad de modelos y de marcas diferentes, con lo que es más probable que con el presupuesto encuentres la moto que mejor se ajusta a ti.

Al tratarse de motos que ya no están disponibles en las marcas oficiales por ser modelos antiguos o descatalogados, los precios de las motos son bastante más asequibles que en el caso de las motos nuevas. Y puedes encontrar verdaderas ofertas.

Algo súper importante cuando nos compramos una moto es que podamos disponer de una garantía en caso de que la moto sufra alguna avería, algo que no ocurre cuando te la compras de segunda mano. Sin embargo, si te compras una moto de outlet, dispones de la misma garantía que tendrías si te comprases una moto nueva. 

Ten en cuenta que los productos de outlet (también las motos de outlet) no están considerados de segunda mano, sino que por no ser los modelos actuales, son más baratos. Por eso, la garantía que tienen es de dos años desde su compra.
Si quieres estar informado de toda la actualidad y consejos moteros, en Mujeres Moteras la tienes a tu disposición.