La limpieza de una moto enduro es especial debido al recorrido que se hacen con este tipo de motos. La vuelta por la montaña y los terrenos encharcados y con barro puede ser divertida. Acabar y abrumarse por la limpieza y el mantenimiento no tanto. Por eso hay que tener las claves para hacerlo rápido y bien.

Limpieza de una moto enduro: pasos

  1. Lo primero es reblandecer el barro de la moto y despegar aquello que sea más fácil. Darle un manguerazo rápido a toda la moto es la mejor forma de empezar. La mayor capa de suciedad visible se despegará. Cuidado con este paso ya que no se pueden lavar las motos en mitad de la calle o garajes comunitarios o públicos. Debe hacerse dentro de una propiedad privada o en lugares de autolavado en gasolineras. El chorro debe apuntar sobre todo al chasis y los guardabarros directamente.
  2. Cubre las zonas de la moto en las que no debe entrar agua bajo ningún concepto o deben lavarse por separado. Por ejemplo, el tubo de escape ha de taparse y lavarse de forma individual.
  3. No debemos olvidarnos del secado. En el servicio de autolavado tienen aire a presión para secar vehículos. Es de muchísima importancia para secar las partes mecánicas y eléctricas de la moto. La humedad no debe penetrar en el sistema eléctrico especialmente, ya que lo fundirá. En las partes mecánicas puede afectar oxidándolas. Localiza las piezas que recubren el motor y sécalas bien. Durante el mantenimiento se debe comprobar si tras el lavado hay algún cambio en la moto que pueda derivar de él.
  4. Se puede utilizar agua y jabón para limpiarla, aunque lo más apropiado es que después de ese primer chorro de agua a presión sola se limpie la moto con una esponja, a mano y con paciencia. Es mejor evitar el chorro de agua jabonosa ya que puede calar partes que no deseamos.
  5. No se debe dejar secar la moto al sol ya que quedarán marcas de agua. Dejarla impoluta es parte de la limpieza de una moto enduro, aunque vaya a ensuciarse de nuevo.

Limpieza de una moto enduro: trucos y consejos

  • El asiento de una moto de enduro puede requerir más que agua y jabón. Existen aerosoles específicos para el tipo de material del que sea tu asiento. Con ellos quedará realmente limpio y no resbalará, lo que puede ser un peligro. Investiga y usa aquello que recomiende siempre el fabricante de estos.
  • El filtro debe limpiarse de forma individual ya que recorrer el campo abierto hace que muchas impurezas y polvo queden en él. Lo mejor es retirarlo, lavarlo y colocarlo cuando todo esté seco.
  • La cadena de la moto debe lavarse bien y posteriormente volverse a engrasar. No se puede montar con la cadena llena de barro reseco. Si no sale bien a la primera se puede utilizar un producto desengrasante, ya que la primera capa de grasa atrapará mucho polvo, grava e impurezas.

 

Recuerda que nuestra tienda está activa y puedes adquirir camisetas, gorras, bolsas y parches para identificarte como Mujer Motera. Apasionada de las motos y de nuestra web a la par.