La conducción sobre una motocicleta lleva implicados más riesgos que cuando lo hacemos sobre un vehículo de cuatro ruedas. A pesar de ello, los elementos de seguridad para aquellas, no han avanzado a la velocidad que deberían. Dentro de ellos, podemos distinguir entre los activos y los pasivos. ¿Conoces sus diferencias?

La importancia de los elementos de seguridad

A veces nos puede resultar repetitivo y cansino, pero los elementos de seguridad tienen como finalidad protegernos nuestra vida. La tecnología ha mejorado las prestaciones de las motocicletas a la hora de circular, sobre todo en amortiguación, iluminación, estabilidad o sistemas de frenos. Sin embargo, aún queda un largo camino por recorrer, pues las personas motoristas son uno de los colectivos más vulnerables.

Dentro de los elementos de seguridad podemos distinguir dos grupos diferenciados: los activos y los pasivos. Los primeros se refieren a aquellos que, de manera proactiva, contribuyen a reducir el riesgo de accidente. Los segundos son aquellos que minimizan las consecuencias si se produjera un siniestro. A continuación vamos a profundizar en cada uno de ellos.

Elementos de seguridad activa

Sistema ABS

El sistema ABS es un frenado antibloqueo. Esto es, si realizamos una frenada de forma brusca, este sistema impide que se produzca el bloqueo de las ruedas. De suceder esto, podríamos incluso volcar.

Sistema de iluminación

Solemos dar por sentado a la iluminación, pero es uno de los elementos de seguridad de mayor relevancia. Las luces LED o los faros de xenón son algunos de los avances que han tenido lugar. También aquellos de inclinación variable que permite ir modificando la visión según nuestros giros.

Control dinámico de tracción

Los controles de tracción son aquellos elementos de seguridad que impiden que el vehículo derrape cuando la superficie del suelo no ofrece el agarre suficiente. Hablamos del hielo, la nieve o el barro. Este sistema suele venir en las motocicletas de alta potencia.

Control de estabilidad

Los elementos de seguridad que mantienen la estabilidad impiden que volquemos cuando la moto se inclina. Si las motocicletas carecieran de ellos, estas volcarían cuando se toman curvas, debido al ángulo de inclinación. Se adapta a los movimientos para ofrecer siempre el máximo apoyo. Aquí se incluyen también los amortiguadores, que actúan en los desplazamientos.

Sistema de frenos y de presión de neumáticos

Los sistemas combinados de freno permiten que la frenada se reparta entre ambas ruedas, con independencia del freno que se ha activado. Por su parte, los de control de presión nos informan cuando los neumáticos no tienen la presión correcta.

Elementos de seguridad pasiva

Dentro de los elementos de seguridad pasiva encontramos aquellos con los que tenemos un mayor contacto. Estos son el casco, que cada vez ofrece mejores prestaciones, la chaqueta, los guantes y todas aquellas prendas que forman parte de nuestra vestimenta. Aunque no todas son obligatorias, sí son recomendables para protegernos en caso de accidente. No obstante, debemos asegurarnos de elegir siempre aquellas que están homologadas.

No somos conscientes de ellos mientras conducimos, pero los elementos de seguridad son los responsables de nuestra protección. Por ello, debemos prestar atención al mantenimiento de nuestra moto para que todos funcionen correctamente.