En un artículo reciente, vimos cómo cambiar la rueda delantera, así que en esta ocasión vamos a hablar de cómo cambiar la rueda trasera de una moto. Aunque la diferencia no es grande, sí que hay algunos matices importantes.

El cambio general de la rueda

A la hora de cambiar la rueda trasera de la moto, existen algunos aspectos que son comunes a la rueda delantera. Estos son por ejemplo las pinzas o tambores de freno. Como ya vimos, el primer paso es elevar la moto de manera que podamos trabajar de una manera cómoda.

Si nuestra moto cuenta con un caballete, esta es la mejor opción. Si nuestra moto es grande, estaremos de suerte porque esta es la rueda que queda en el aire cuando lo utilizamos. En caso de no ser suficiente, podemos ayudarnos de algún taco que nos permite aumentar la separación con el suelo.

Debemos recordar que además de levantada, la moto debe estar bien fija. De no ser así, podríamos causar daños importantes si llega a caerse. En lo que se refiere a la maneta de freno, no debemos tocarla si las pastillas están fuera del disco. Hecho esto, teníamos que proceder a aflojar todos aquellos elementos secundarios hasta llegar a la extracción del eje. Al cambiar la rueda trasera de una moto debemos incluir también la cadena, los tensores y el cardan de transmisión.

Claves para cambiar la rueda trasera de una moto

Si debemos cambiar la rueda trasera de una moto que es scooter, quizás sea suficiente con aflojar los tornillos de la llanta para sacar la rueda. Tal y como sucede con los coches. Mientras estén flojos elevaremos la rueda y después, suspendida en el aire, los retiraremos. En las demás motos, es posible que el sistema utilice un eje pasador y este paso no valga únicamente para cambiar la rueda trasera de una moto.

El primer paso será soltar la pinza de freno o bien la leva que se encarga de accionar el tambor, sin activar el sistema como ya dijimos. Para sacar la cadena, soltaremos el eje de la rueda y con un destornillador extraeremos la cadena de la corona dentada. Luego la apoyaremos en el basculante y así no nos molesta para sacar la llanta.

Si ya tenemos liberados todos estos elementos, el último paso para cambiar la rueda trasera de una moto es extraer el eje. Al retirar este, la rueda quedará fuera. Debemos tener presentes las arandelas y los casquillos espaciadores. Estos ajustan el centraje y debemos saber exactamente cómo van para evitar problemas al montarlos con la rueda nueva.

Al cambiar la rueda trasera de la moto, tal y como en la delantera, también debemos tener en cuenta las indicaciones de par que nos haya recomendado el fabricante. En cualquier caso, si no nos vemos capaces, lo mejor será llamar a una grúa o acudir a un taller.

Cambiar la rueda trasera de una moto no tiene mayor dificultad. De todas formas, y como siempre decimos, el mantenimiento y las revisiones son la clave para evitar imprevistos o sorpresas con el estado de los neumáticos.