Los cascos modulares son un tipo de casco que ha ido adquiriendo popularidad. Si pasamos mucho tiempo encima de la moto o si debemos hacer gestiones que implican pararnos con frecuencia, son la opción más conveniente. Te contamos sus características y lo que debes tener en cuenta.

Características de los cascos modulares

Si sabes cuáles son los cascos modulares, es posible que ya conozcas algunas de sus características particulares. Destacan principalmente porque podemos abrir su mentonera. De esta forma, no es necesario quitárselo cada vez que nos bajamos de la moto para hacer algo.

Por norma general han sido utilizados principalmente por quienes hacían largas rutas en moto. Sin embargo, en la actualidad también los vemos en el centro de las ciudades. No solo para motos de mayor tamaño sino en usuarios de scooters. Diferentes marcas ofrecen sus cascos modulares, pero nosotros vamos a centrarnos en las características que tienen y, por tanto, en sus ventajas.

Gran comodidad

Los cascos modulares destacan porque resultan muy cómodos de llevar. Traen un acolchado en su interior que, además de extraíble para poder lavarse, resulta muy agradable cuando llevamos el casco puesto.

Algunos cascos modulares ofrecen incluso un acolchado que es reversible. De este modo, podremos elegir la cara que queremos utilizar en función de las temperaturas del exterior. El ajuste del casco, así como su correa se adaptan también sin molestar, por lo que definitivamente nos permiten llevarlos puestos durante más tiempo.

A menudo pasamos este punto por alto, y al final nos encontramos en la carretera con una pieza pesada y molesta sobre la cabeza. Tanto la sensación que tenemos como el peso de los cascos modulares son aspectos a los que debemos prestar atención.

Alta seguridad

El casco es un elemento de seguridad para la conducción, por tanto, esta característica es indispensable. En los cascos modulares, las construcciones son muy variables. Por un lado encontramos las que son de fibra, y por otro las que son de resina termoplástica. Los precios difieren también en función de ello.

Para elegir un casco, tendremos que buscar una calota que se adapte bien en forma y en tamaño a nuestra cabeza. Además, el cierre puede ser de doble hebilla, que mejora la seguridad, pero también más difícil de cerrar. Otra opción son los cierres micrométricos, más recomendables si circulamos con guantes.

Busca la doble homologación

Todos los cascos no son iguales, incluso si hablamos de cascos modulares. Para poder sacarle partido a estos y circular con la mentonera abierta, es necesario que estén homologados para ello. De lo contrario, nos enfrentamos a una posible multa. En cualquier caso, siempre es más seguro llevarla bajada.

Facilidad para utilizarlos

Los cascos modulares constan de más piezas que otros tipos de cascos, debido a que son más versátiles. Sin embargo, para que esto sea una ventaja deben ser fáciles de manipular. De lo contrario, este punto a favor se convertirá en una desventaja. Para verificar si son adecuados, debemos ser capaces de utilizarlos con los guantes puestos.

Si estás pensando en adquirir esta modalidad de casco, asegúrate de que cumple con los puntos que hemos especificado aquí. Los cascos modulares ofrecen grandes ventajas, pero lo importante siempre es que se adapten adecuadamente a nosotros.