La limpieza de la moto ha de hacerse cada cierto tiempo para asegurarse de que está limpia en las zonas que no se ven tanto. Pero lo más normal es que se acabe limpiando antes de hacer una ruta o después de un evento en el que claramente se ha ensuciado. Hay unas partes muy específicas que requieren quitarles la suciedad, por eso, vamos a desglosarlo.

Limpieza de la moto: llantas

Una limpieza de las llantas de la moto siempre la harán relucir y distinguirse de las que no. No todo el mundo mima tanto su moto, pero quien sí, sabrá que eso luego se traduce en un aprovechamiento de la vida del vehículo así como un disfrute pleno.
Las llantas se limpiar primero con agua a presión para quitar el polvo y suciedad más fácil. Después, lo mejor es utilizar un desengrasante. Se puede dejar actuar unos minutos o valerse de un cepillo. Así se limpiará a fondo. Hay que tener cuidado en la elección de ese desengrasante. Debe ser eficaz pero no agresivo ni concentrado. Hay que tener cuidado de que no toque otras partes de la moto que puedan ser de plástico u otro material que pueda verse dañado. Por lo general, los hay específicos, pero un desengrasante doméstico sirve perfectamente para las llantas.
Con más agua a presión se eliminan los restos del producto. Para el acabado final se recomienda el uso de silicona pulverizada. Esta evita que la suciedad vuelva a pegarse con facilidad.

Limpieza de la moto: chasis

Puedes hacer un lavado completo que requiere de unos pasos correctos o simplemente pasar un trapo enjabonado por todo este. Aplicar también un producto para que brille es una forma de limpiarla y mantenerla. También puedes aprovechar el momento para retirar pegatinas antiguas que ya no quieras o personalizarla con vinilos.

Limpieza de la moto: partes mecánicas

Dentro de estas piezas tenemos el filtro del aire, el tubo de escape en general o la cadena. La cadena hay que evitar limpiarla con agua a presión. Esto es porque el agua puede salpicar a partes que no debe llegarle. Lo mejor es hacerlo con un trapo, un desengrasante y paciencia. El tubo de escape se limpia con un limpiametales. El filtro del aire, dependiendo del tipo, se ha de lavar siguiendo unos pasos. Algunos solo necesitan cambiarse. Una forma de limpiar la moto también sería aprovechar y hacerlo.

Limpieza de la moto: eliminación de óxido

La eliminación de óxido de las partes metálicas de la moto es sencilla. Lo único que se ha de hacer es aplicar un limpiametales con la ayuda de un trapo. Siempre hay que recordar que no se deben usar estropajos u otros productos que dañen el material. Para que sea aún más fácil, hacer esto con frecuencia para que no se acumule. Cuando la capa es más gruesa, es más difícil.

 

Recuerda que además de una moto reluciente, puedes fardar con todos los accesorios que vendemos en nuestra tienda. Demuestra que eres una Mujer Motera con todos ellos.