Aunque nuestra moto nos sirve para todo el año, el verano es la mejor época para circular con ellas. No se calientan como sucede con los coches y podemos disfrutar de la brisa mientras nos movemos. Pero, ¿es la ropa de verano la mejor equipación de moto que podemos llevar?

En la moto no hay excusas

Cuando circulamos con una moto, no tenemos excusas que valgan para justificar nuestra vestimenta. Sabemos que hace calor, que nos vamos a la playa y que no queremos ir cargando la chaqueta y el resto de las prendas. Sin embargo, debemos pensar en las consecuencias que nuestro atuendo puede tener en el caso de sufrir un accidente.

Hay que tener presente que no siempre somos nosotros los causantes de los imprevistos en la carretera. Por lo tanto, aunque practiquemos una conducción responsable, debemos ir bien preparados/as para lo que pueda suceder. Una motocicleta es un vehículo mucho más vulnerable que un coche, por lo que la equipación de moto siempre debe estar presente.

En el caso de una caída, aunque sea a poca velocidad, el contacto directo de la piel con el asfalto puede provocarnos heridas de gravedad. ¿Qué queremos decir con esto? Que las camisetas, los pantalones cortes y el calzado de playa no son adecuados para circular en moto. No importa la duración o la distancia del trayecto.

Qué equipación de moto elegir

Pero por suerte para quienes van en moto, ya está todo inventado, y la equipación de moto para no pasar calor en verano es una realidad. A continuación te dejamos los materiales que debes buscar para no sudar sobre dos ruedas.

El casco

El casco es parte de la equipación de moto obligatoria. Sin embargo, es posible elegir cascos de verano modificables y no tener que utilizar siempre el casco integral. Se trata de los tipo jet y los abatibles. No obstante, es conveniente prestar atención al nivel de seguridad que nos ofrecen y verificar siempre que cuentan con la homologación adecuada.

La chaqueta

La chaqueta es quizás la parte de la equipación de moto que más nos cuesta llevar en verano. Pero es también la que más nos protege, y por eso, suele quedarse en casa. Si se produce una caída, es nuestra barrera frente a las abrasiones y debemos darle la importancia que tiene.

Para no pasar calor, existen chaquetas con forro desmontable, que podemos extraer en las épocas de altas temperaturas. Además, el tejido viene perforado para que el aire pueda circular por su interior y así mantenernos frescos. Los pantalones también vienen en tejidos especiales; si no queremos llevarlos, al menos debemos circular con ropa que nos cubra las piernas.

Los guantes

Aunque nos dé la sensación de que tienen poca importancia, los guantes son la parte de la equipación de moto que nos permitirá sujetar con firmeza el manillar. Con el calor, nuestras manos sudan y es posible que perdamos el control de la moto. Los de verano vienen también con perforaciones y son mucho más ligeros que los tradicionales, aunque mantienen los refuerzos de la palma y se fabrican con materiales antideslizantes. Su precio es también asequible.

El calzado

El último punto en la equipación de moto de verano es el calzado. Sobra decir que las chanclas y las sandalias no son adecuadas para circular. Lo ideal son siempre botas, ya que nos protegen los tobillos y son reflectantes. Si descartas esta opción, utiliza al menos zapatillas, pero nunca lleves los pies al descubierto.

Recuerda que no se trata de un juego, sino de tu vida. La equipación de moto está pensada para protegernos, así que este verano, inclúyela en tus planes de vacaciones.