Están de moda las rutas en moto de larga distancia como la Rodibook, la Eutichesbook, la Rider1000 y el resto de sus versiones, Penitentes y multitud más de eventos organizados que cada año suman más adeptos.

Nosotros, que no creíamos en este tipo de eventos, hemos participado en las últimas 4 ediciones de la Rodibook y en las dos únicas ediciones de la Eutichesbook que se han realizado. Y a fecha de hoy, somos fans de este tipo de rutas en moto organizadas.

 

En este otro post, que si no has leído te recomendamos, te dábamos trucos para realizar eventos motociclistas de larga distancia para el día de antes y el mismo día del evento.

 

Hoy añadimos 5 trucos más para participar en una ruta en moto de larga distancia:

 

1- Los neumáticos de la moto.

Participar en una ruta en moto de larga distancia como la Rodibook o la Eutichesbook hará que sumemos a nuestras motos más de 1.000km en un solo fin de semana. Ir hasta el pueblo donde se celebre el evento, la ruta y volver a casa.

Debes llevar los neumáticos en correcto estado para que te aguanten esos kilómetros y algo más.

Es recomendable que los neumáticos sean mixtos.

Lo normal es que en una ruta en moto de larga distancia los asfaltos sean variados. Zonas de asfalto bueno y zonas con gravilla, asfalto roto, algo de barro o tierra y baches.

 

2- Gasolineras durante el evento.

Este es un error frecuente que cometemos, nosotros también, y es no estudiar las gasolineras el día antes del evento.

Todos empezamos el evento con el tanque lleno. Las motos suelen tener tanques de entre 15 litros (las nackeds y trails más pequeñas) a 30 litros las más grandes. Si hacemos la parada cuando aún nos quedan unos 100km de gasolina, todos lo que llevemos tanques de entre 15 y 20 litros coincidiremos la mayoría en la misma gasolinera. El lío es monumental y la pérdida de tiempo también.

En una ruta en moto de larga distancia, perder una hora en una gasolinera puede marcar mucho la diferencia.

Para salvar este error puedes:

  1. Parar a medio depósito y luego a cada depósito.
  2. Apurar al máximo el depósito y saltarte la gasolinera del margen de los 100km. Afina bien! No te vayas a quedar sin gasolina.

 

3- No te flipes

Una ruta en moto de larga distancia organizada son una media de 12 a 15 horas, si no más. Si corres mucho o vas a una velocidad alta, te cansarás más. Tienes que ir extremadamente concentrado en la conducción a la vez que descubres la ruta en el roadbook.

Lo ideal es ir a una velocidad “alegre” pero por debajo de tu velocidad media normal. Así, aunque siempre tienes que ir concentrado, no vas tenso y te cansarás menos.

 

4- Hidrátate durante la ruta, pero controla las visitas al baño.

La falta de hidratación durante la ruta nos puede provocar dolor de cabeza y malestar general. Si no hace calor, puede que se nos olvide ir bebiendo agua con frecuencia. Es importante que en cada parada que hagamos (cada 100km aproximadamente) nos tomemos unos segundos para beber. Pero tampoco nos podemos pasar que, si no, multiplicaremos las paradas para ir al baño…

 

5- Vigila los animales a partir del atardecer.

En cuando cae la noche los animales tienen a salir a buscar comida. Es fácil que se nos crucen en la carretera. Estamos cansados, no vemos igual de bien que por la mañana y debemos extremar las precauciones.

Debemos bajar la velocidad para asegurarnos que en caso de emergencia tenemos tiempo para reaccionar.

 

Si es tu primera vez, tómatelo con calma. Y si eres un experto que ya has participado en otras rutas en moto de larga distancia, no te confíes.