El cambio de neumáticos en una moto no suele realizarse a la vez. Puesto que cada uno de ellos tiene una función diferente, el desgaste varía tanto en la forma como en el tiempo. Te dejamos aquí todo lo que necesitas saber sobre cómo y cuándo conviene renovarlos.

El cambio de neumáticos en la moto

En una moto, la rueda delantera se encarga de la dirección de esta, mientras que la trasera es la que soporta la fuerza al frenar. Por este motivo, es esta última la que suele desgastarse con mayor facilidad y rapidez.

Las nuevas tecnologías y diseños buscan mejorar su resistencia para reducir el cambio de neumáticos. Sin embargo, todavía hoy siguen deformándose y alcanzado distintas temperaturas según la zona.

Cómo realizar el cambio de neumáticos

Por normal general, suele recomendarse el cambio de neumáticos a la vez. Pero debido a que el desgaste no es el mismo para ambos, es posible que solo tengamos que renovar el de atrás. En estos casos lo ideal es que utilicemos el mismo modelo y el mismo tamaño. Así no tendremos problemas de seguridad cuando estemos conduciendo.

Además, no se recomienda combinar distintos tipos de neumáticos. Si no nos quedase más remedio que ello, es conveniente que en la rueda delantera coloquemos aquel que tiene una dureza menor. Como ya decíamos, es la rueda trasera la que se desgasta con mayor facilidad. Por ello, es mejor que la goma sea más dura.

Cuando pasa el tiempo sin realizar el cambio de neumáticos, la efectividad en los derrapes o en una situación de emergencia podrá verse afectada. Ya que estos se comportan de manera conjunta, la diferencia en los desgastes repercute en su acción. En cualquier caso, acude a un taller y consúltalo o sigue las instrucciones del fabricante.

Cuándo hacer el cambio de neumáticos

El segundo punto a tener en cuenta con el cambio de neumáticos es cuándo. Estos deben ser revisados de manera periódica; no solo el nivel de presión sino también que no haya ningún objeto que pueda ocasionar un pinchazo al circular.

Generalmente, se suele recomendar el cambio de neumáticos cada 40.000 kilómetros, siempre y cuando sean de calidad. Otros aspectos a tener en cuenta son el modelo de moto, el uso que le demos y el tipo de vía por la que solemos circular. La cifra puede verse reducida por alguno de estos factores.

Asimismo, la profundidad en el dibujo de la goma es otra pista que nos indica cuándo cambiar los neumáticos. Conviene hacerlo cuando la profundidad está por debajo de 1,6 mm. Otros motivos son el paso del tiempo, aunque no le hayamos dado el rodaje suficiente, así como los pequeños pinchazos o los golpes.

Revisa el estado de tus neumáticos y no pongas en riesgo tu seguridad y la de los demás en la carretera. Visita el taller con regularidad y no esperes a que sea demasiado tarde. Ya sabemos que siempre es mejor prevenir que lamentar, y más cuando se refiere a nuestras motos.