En el mercado podemos encontrar una gran variedad de chaquetas de moto. Para elegir una en concreto tendremos que prestar atención a la finalidad para la que han sido diseñadas. Además, los materiales con las que han sido fabricadas nos aportarán una resistencia diferente.

Qué tipos de chaquetas de moto hay

Si estás pensando en renovar tu chaqueta de moto o simplemente quieres comprarte una, ten en cuenta su función. Además, debemos tener en cuenta que existen también materiales diferentes, por lo que su resistencia variará.

A la hora de elegir una chaqueta, la prioridad debe ser siempre la capacidad de protección que tenga la misma. De esta manera, en el caso de sufrir un accidente o una caída nos protegerá y evitará agravar las posibles lesiones.

La mayoría de las chaquetas que podemos encontrar en la actualidad están reforzadas con protecciones homologadas en su interior. Lo más común es que protejan los hombros y los codos y que sean desmontables. El objetivo de ello es facilitar el trabajo de limpieza, ya que no conviene circular en moto sin las protecciones adecuadas.

Otra posibilidad es buscar una chaqueta de moto que tenga las llamadas espalderas incorporadas. No obstante, muchas vienen de fábrica con un espacio reservado para las mismas, ya que también se venden por separado.

El segundo aspecto a tener en cuenta después de las protecciones es la resistencia a la abrasión. Si haces un poco de memoria, seguro que puedes recordar alguna ocasión en la que te hayas caído al suelo y te hayas raspado la piel.

Cuando circulamos en moto, puesto que la velocidad es mayor que cuando andamos, la quemadura que sufriríamos sería mucho mayor. Además, al caer sobre asfalto, el riesgo de abrasión se multiplica exponencialmente.

Chaquetas de moto

Materiales disponibles y su resistencia

Llegados a este punto, cabe preguntarse qué material resulta más adecuado teniendo en cuenta la resistencia que nos ofrecen.

Las chaquetas de moto más ligeras de las que disponemos son aquellas hechas con poliéster. Al tratarse de una fibra sintética no transpira bien, sin embargo, resultan muy cómodas y no se deforman. Este material ofrece cierta resistencia y resulta adecuado para ciudad. Si buscamos una mayor protección ante la abrasión conviene escoger otro material.

La segunda opción que encontramos es la poliamida. Se trata también de otra fibra textil sintética, que ofrece una mayor resistencia y elasticidad. En este mundillo sobre dos ruedas se las conoce como chaquetas de moto de cordura. En este enlace puedes ver algunas de las que tenemos disponibles.

La principal ventaja de estas chaquetas es que suelen ser desmontables. De este modo, podremos prescindir o añadir una capa según las condiciones climatológicas. Tienen un aspecto bastante deportivo, aunque también las hay largas simulando un abrigo. La mayoría son impermeables.

Por último, pero no menos importantes, encontramos las chaquetas de piel. Estas son, sin duda, las más resistentes a la abrasión. Por ello, los monos que se utilizan en las competiciones están hechos de este material.

Ahora que ya conoces las principales diferencias entre las chaquetas de moto existentes, puedes elegir la que más se adapte a tus necesidades. Te animamos a que visites también nuestra sección de ropa, ¡así irás totalmente equipada!