Desde hace unas semanas llevo montados en mi moto los Michelin Power RS. Unos nuevos neumáticos deportivos derivados directamente de la competición que vienen a sustituir los Michelin Power SuperSport Evo (que tanto me gustaron).

Esta nueva versión está diseñada más para motos deportivas de calle, que para su uso en circuitos de velocidad. Su objetivo es ofrecer al piloto más agarre, más manejabilidad y mejor comportamiento en las curvas. Todo ello teniendo en cuenta que el asfalto de las carreteras no es, ni por asomo, parecido al de los circuitos.

Los Michelin Power SuperSport llevaban la tecnología ACT. Una tecnología que consistía, básicamente, en superponer las distintas capas de neumáticos en una misma dirección pero con diferente angulación entre ellas (oscilando entre los 70 y 90º). Con ello se conseguía que la cima del neumático fuese mucho más estable en las rectas. Y en las curvas, con las tres capas de goma, no se deformaba el neumático y permitía al piloto sentir la moto muchísimo más estable).

Ahora, en estos nuevos compuestos, los Michelin Power RS, llevan tecnología ACT+, una nueva evolución de algo que nos gustó prácticamente a todos los que probamos esos neumáticos.

 

Sensaciones propias con los Michelin Power RS

Los Michelin Power RS están diseñados para su conducción deportiva en carretera. Para moteros (y moteras) que como yo, disfrutan de curvas todos los fines de semana. Y para eso los he montado en mi moto. Sin embargo, fue montarlos y entrar en circuito.

Mis sensaciones; perfectas.

La tecnología ACT que llevan los Michelin permite que los neumáticos calienten muy rápido. En carretera es difícil de ver ya que siempre se va en grupo y con velocidades normales (las propias de la carretera). Sin embargo, en circuito sí se nota. Y saliendo con amigos que corren mucho más que yo, las dos primeras vueltas no podían alcanzarme. Obviamente los neumáticos son un 2CT+.

Y no penséis que soy una loca del circuito. Soy prudente. No arriesgo. Soy muy maniática con las sensaciones y el tacto con el asfalto. Y tampoco tengo una gran velocidad.

Simplemente me sentía supercómoda con los nuevos Michelin Power RS.

A la semana los probé en carretera.

Las sensaciones también fueron muy buenas. Con los Michelin Power RS noto la moto más ágil y suave en las curvas. Las transiciones entre curva y curva me resultan más fáciles y divertidas.

 

Michelin Power RS: Estables y firmes.

Así los definiría yo. Como unos neumáticos deportivos para carretera que dan una sensación de estabilidad y firmeza en todas las curvas.

 

Para todos aquellos que siempre preguntáis si el neumático avisa. O incluso que afirmáis que los Michelin no avisan (nunca he entendido muy bien de dónde viene ese rumor…) os diré que, la tecnología ACT está diseñada para que cuando el neumático llegue a su límite avise con unas suaves vibraciones.

No creo que nadie llegue al límite del neumático dándole el uso para el que está diseñado; carretera. Pero que sepáis que en el límite lo notaréis.

Mis Michelin Power RS solo llevan unos kilómetros (unos 500) así que no os puedo contar cuánto duran o cómo se degradan. De momento estoy contenta con ellos y los recomiendo.

Si eres un motero (o motera) de moto deportiva y carretera, los Michelin Power RS pueden ser una muy buena opción; Ágiles en las curvas enlazadas, firmes y estables.