En Mujeres Moteras nos gusta hablar mucho sobre actividades que pueden hacerse junto a nuestra moto. Es cierto que solemos centrarnos en rutas y viajes, por eso hoy queremos ofreceros una idea distinta y original: una acampada motera. Si seguís leyendo esta entrada, os explicaremos la mejor forma de planear una estancia de camping ahí dónde vuestra moto os lleve.

Elige el destino ideal para la acampada

Hacer una escapada de camping no es lo mismo que ir de viaje con una estancia en un hotel o un apartamento. Este tipo de salidas requiere una preparación del viaje especial y detallada. A la hora de elegir el destino hay que pensar en elementos como la época del año y la fecha en qué haremos la escapada porque eso tiene un gran efecto en el clima y las temperaturas. El frío o calor que pueda hacer tendrá un efecto muy grande, no solo en el momento de pasar la noche, sino sobre el simple hecho de que podamos realizar ese viaje. Si hace frío, por ejemplo, eso nos obligará a llevar más ropa de abrigo y mantas o sacos de dormir más gruesos. Y todo ello aumentará el tamaño de nuestro equipaje.

Del mismo modo, también tiene que revisar estos elementos climáticos para la moto. Protegerla del frío o llevar ropa de conducir bien ventilada si va a hacer calor.

acampada motera

Acampada motera: material imprescindible

Comencemos con lo imprescindible: la tienda de campaña. Las tiendas de alpinismo son ideales porque pesan poco y apenas ocupan espacio. Si, además, elegimos una que sea tirando a pequeña, mejor. Si el viaje es con más gente, tened en cuenta que puede ser mejor llevar una tienda individual cada uno que cargar con una grupal.

El segundo elemento de mayor importancia es el saco de dormir. Su grosor dependerá del frío que vaya a hacer, por lo que un destino cálido aligerará el peso y tamaño de tu equipaje. Además, si las temperaturas son bajas, también se recomienda llevar una sábana para un abrigo extra. Igualmente, los sacos de dormir modernos son de material ligero y poco voluminoso así que no será la parte de la maleta que más nos preocupe.

¿Qué más podemos necesitar para nuestra acampada motera? Una cocina de gasolina nos irá genial, porque será más fácil de recargar que uno de cas. Y para dormir, lo mejor es un colchón hinchable que ocupan poco espacio y son muy cómodos. Por supuesto, será indispensable un kit de herramientas, por si nuestra moto recibe algún daño, y uno de primeros auxilios. Finalmente queda prohibido salir de casa sin un paquete de bridas, una cuerda y una linterna.

Trucos para poder llevar todo el equipaje

Seamos sinceros, no siempre pensamos en coger la moto cuando nos vamos de viaje porque el espacio para llevar carga no es precisamente destacable. Pero, si se sabe buscar, se puede descubrir existen muchos recursos para llevar el equipaje en moto.

Nuestra recomendación es utilizar unas maletas laterales para el equipaje personal, como la ropa. Luego en una bolsa sobre el depósito llevaremos las herramientas para la moto. Finalmente, en una bolsa sobre la parrilla trasera es dónde podremos llevar el material específico para la acampada, la tienda, el saco, el colchón, etc.