Os ofrecemos hoy unos cuantos consejos de seguridad y prevención si pretendéis viajar en moto en verano. El verano puede ser una de las mejores temporadas del año para los moteros. Sobre todo para hacer recorridos, viajes y salidas, como las muchas rutas que os proponemos en Mujeres Moteras. No obstante, realizar largos viajes en moto y conducir en verano también tiene sus peligros y particulares, y es imprescindible tenerlos en cuenta.

viajar en moto en verano

Elementos a revisar

Antes de decidir viajar en moto en verano, hay ciertas cosas que es necesario comprobar. Primero, de la moto en sí, será imprescindible una revisión técnica. Comprobar frenos, filtro, amortiguadores, ruedas, nivel de los líquidos, etc. Para ello, mejor llevarla directamente a un taller para asegurarse una completa tranquilidad. En segundo lugar, también tendrán que revisarse los papeles. Asegurar que se tienen toda la documentación reglamentaria (seguro, permiso de conducir y de circulación y el DNI), sin caducar y a mano.

Vestir la ropa adecuada

La ropa para viajar en moto en verano es muy importante. Hace calor y queremos refrescarnos, pero tampoco podemos poner en riesgo nuestra seguridad y menos en un viaje largo. De modo que ni se os ocurra prescindir de un traje con protecciones, casco y guantes. Que sean transpirables para que haya buena ventilación. Y, la ropa interior, lo más cómoda y ligera posible.

Si lleváis equipaje…

Lo más importante a tener en cuenta, si se llevan maletas en la moto, es la colocación de las mismas. Repartir bien el peso para mantener el equilibro y balance de la moto es algo indispensable, también deben estar bien sujetas. Por supuesto, antes, es recomendable hacer un plan del tipo de viaje que se desea hacer para así preparar el equipaje acorde, y tener lo justo y necesario. Otro consejo a tener en cuenta es la elección de las maletas, revisad bien los materiales para aseguraros que son resistentes e impermeables. Si podéis forrarlas con un material ignífugo, mejor que mejor.

Comida y bebida

Al viajar en moto en verano, el efecto físico es mayor que en cualquier otro tipo de viaje. Por eso es importante alimentarse e hidratarse bien. Sobre todo para los viajes más largos, pero también algo a considerar en los cortos. Nuestra recomendación es ir bien provisto de agua y bebidas isotónicas, que contienen muchos minerales. Y, para la comida, barritas energéticas que suelen ser pequeñas y apetecibles y unas cuantas latas de comida precocinada o conservas si tenemos previsto hacer acampadas. Por supuesto, para poder comer y beber cuánto es necesario, habrá que hacer paradas regulares a lo largo del viaje.

Descansos y confort

Como ya hemos dicho, el desgaste físico es mayor al viajar en moto en verano. Y uno de los mayores peligros en la carretera es no descansar lo suficiente, o conducir incómodo o con dolores. Para aseguraros que vuestro cuerpo sufre lo menos posible con las horas de conducción, os proponemos hacer un par de series de estiramientos durante cada parada, las cuales deberán ser como máximo cada dos horas (o cada doscientos kilómetros). Además, lo mejor sería poder preparar bien el cuerpo antes del viaje, haciendo recorridos de un par de horas durante los meses anteriores. Por último, aseguraros de dormir bien la noche previa al viaje, para salir bien descansados.