Según informa la plataforma privada de Seguridad Vial de Unión Internacional para la Defensa de los Motociclistas, se está intentando la localización y retirada del mercado de los cascos de moto Qtech/Jix tras haberse comprobado que su capacidad de absorción de energía ante el impacto es insuficiente según el Reglamento CEPE Nº 22.

El incumplimiento de la homologación europea para este modelo de casco de moto no es una novedad. En junio de 2016 ya salió la noticia de sus fallos ante cualquier impacto. Y aunque el casco supuestamente tiene la homologación española, no está cumpliendo con los mínimos exigidos. Es por ello que se solicita su retirada del mercado.

 

Aunque hace ya bastantes años que existe el comercio electrónico, no hace muchos que se ha puesto de moda. Hoy casi todos nosotros compramos muchas cosas por internet. Nos da igual el país de origen. Plataformas como Amazon nos lo ponen realmente fácil. Pero comprar en internet puede suponer un problema si compramos, por ejemplo, cascos de moto.

Todas las empresas que fabrican cascos de moto tienen que homologar su producto para el país o conjunto de países en el que los vayan a vender. El primer problema surge porque no todos los países exigen la misma homologación.

El vendedor puede estar vendiendo un casco de moto perfectamente legal para su país. Es nuestra responsabilidad como compradores saber si ese casco de moto tiene homologación europea o no.

En el caso del casco con visera Qtech Jix, fabricado en china, y que supuestamente sí estaba homologado, no lo está.

¿Qué significa que los cascos de moto no cumplan la homologación?

Con independencia de las posibles sanciones para la marca, el principal riesgo es el de que no proteja nuestra cabeza ante un impacto. Su capacidad de absorción no es ni la mínima legalmente exigida.

En Reino Unido ya saltó la noticia hace meses de otros modelos de esta misma marca.

Por nuestra parte, y hasta que se esclarezca o se certifique que estos cascos cumplen con la normativa y que han pasado los test de seguridad recomendamos no solo que no se usen sino la retirada absoluta.

 

No podemos jugar con nuestra vida y llevar un casco de mala calidad. ¿Llevarías una pistola apuntando directamente hacia tu cabeza? Llevar un casco no homologado o de mala calidad es lo mismo.

Siempre que compremos un casco, debemos asegurarnos qué compramos y dónde lo compramos. Debemos tener en cuenta los procesos de fabricación. Los procesos de pruebas posteriores y la caducidad.

 

Si tienes un casco de la marca Qtech (sea cual sea el modelo) ponte en contacto con la plataforma de defensa del motociclista o la Asociación Mutua Motera. En ambos casos hacen la denuncia pública de los informes de seguridad y piden que cualquier propietario de estos cascos de moto, se ponga en contacto con ellos.