Nombre completo (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Seleccione el país (requerido)

Seleccione la provincia

Comentarios

He leído y acepto la Política de Privacidad Si

tienda

Próximos Eventos

  1. retromovil feria moto clasica madrid

    Retromóvil AUTO & MOTO

    diciembre 15 @ 10:00 am - diciembre 17 @ 9:00 pm
  2. XLIV Reunión Invernal Arguis

    diciembre 16 @ 8:00 am - diciembre 17 @ 5:00 pm
  3. superprestigio dirttrack

    Superprestigio Dirttrack

    diciembre 16 @ 11:00 am - 9:30 pm
  4. butifarrada kilometro zero

    XV Butifarrada Kilómetro Zero

    diciembre 17 @ 9:00 am - 5:00 pm
  5. eutichesbook ruta motera

    Eutichesbook, 600km por la Costa Dorada

    23 marzo, 2018 - 24 marzo, 2018

Pique en moto entre semáforos y el amigo “mepicocontodo”

/, Slide-Inicio/Pique en moto entre semáforos y el amigo “mepicocontodo”

Te paras en un semáforo. Al lado se para otra moto. Su conductor da unos golpecitos de gas. Suaves pero suficientes como para que te des cuenta. Piensas… ya viene uno vacilando, esto huele a pique en moto… Procuras no moverte. No pestañear. Mantenerte aparentemente indiferente aunque por dentro lo que quieres es responder con golpes de gas algo más contundentes que los suyos. Lo justo para que le llegue el mensaje de… “no me vaciles”.

El semáforo sigue en rojo. El pique en moto está a punto de producirse.

Ambos impasibles, como si no pasase nada. Pero sí pasa. No quieres que otro te vacile porque tu moto es mejor. Y si no lo es, tú eres mejor. El semáforo del peatón empieza a parpadear. Es el momento. En posición, entras la primera marcha y dos golpecitos de gas que le digan… vas a ver cómo se sale de un semáforo. El semáforo cambia a verde y ambas motos salen rugiendo como leones en celo y vulnerando todo límite de velocidad urbana. Unos metros más (130m) y os paráis en el siguiente semáforo.

Esta situación de un pique en moto por ciudad que da risa es algo habitual. Si no te ha pasado, lo has visto. Es ridículo. Ya lo explicamos con “los motivados en ciudad”.

Pero es mucho más ridículo si la combinación se produce entre un scooter y una moto de gran cilindrada.  El conductor del scooter no tiene nada que hacer y el de la moto es absurdo que vacile.

Sea como sea, estas ridiculeces hacen que durante la conducción urbana estemos más pendientes de picarnos con otra moto que de la conducción en sí. No atendemos al semáforo correctamente, aceleramos más de la cuenta y posiblemente la velocidad que alcancemos entre semáforo y semáforo sea más alta de lo que deberíamos.

El amigo que se pica en carretera:

Sales con un grupo de amigos entre los que hay uno que se pica solo con poner la llave en el contacto.

Arranca el grupo y durante los primeros minutos, el amigo “mepicocontodo”, estudia a todos sus contrincantes en busca de aquél (o aquélla) cuyo nivel es algo superior pero que a ojos de nuestro amigo “mepicocontodo” es muy inferior al de él. A la que llegas a las curvas se te pega detrás y sientes que el pique en moto ha empezado. Si en ese momento miras por el retrovisor ya le verás hacer algunas cosas raras como trazadas incorrectas y alguna colada. Posiblemente, como no es capaz de adelantarte durante las curvas, te haga un adelantamiento brusco en la siguiente recta.

Correr en recta sabemos todos pero los amigos “mepicocontodo” suelen aprovecharlas para dar mucho gas, alcanzar altas velocidades y si puede ser adelantarte muy cerca y sin demasiada distancia de seguridad.

Normalmente después de las rectas vienen más curvas y aunque tú hayas perdido distancia, le recortas espacio durante las curvas hasta el punto que te empieza a hacer tapón. Nuestro amigo “mepicocontodo” lo sabe y empieza a acelerar el ritmo y a ir por encima de sus posibilidades.

Cuando uno va por encima de sus posibilidades se traza mal y los errores son frecuentes, con lo que te empiezas a poner nervioso. No puedes adelantar con seguridad si tienes a alguien trazando mal delante y no irás tranquilo pensando que se te va a caer en cualquier momento a tu paso.

Posiblemente cuando llegues al final, el amigo “mepicocontodo” te dirá entre risas que ha sido muy chulo el pique en moto y que no has podido adelantarle. ¿Qué hacer? Procurar que cuando se reanude la marcha no lo lleves delante para poder conducir tranquilo.

 

El pique en moto en carretera con un desconocido:

La otra situación de pique en moto frecuente es la que se produce con la gente “mepicocontodos”.
Sales con tus amigos en moto y durante las curvas dais alcance a otro motero (o motera) que va a menor ritmo. Adelantáis y saludáis como buenos hermanos con el pie.

En el mismo momento en que le habéis adelantado salen chispas de la cabeza del “mepicocontodos” y se pega a ti y a tu grupo como si le fuese el mundial de motos en ello. Ya tenemos otro pique en moto sin quererlo. Este tipo de gente además, suele tomar riesgos suficientes como para conseguir adelantar. Da igual lo que le cueste. Él correrá más.

¿Qué hacer? Personalmente dejarle pasar, suavizar el ritmo y cuando se haya ido volver al ritmo que llevabas y conducir tranquilo.

Picarse es absurdo. Se toman riesgos innecesarios y aunque se vea o sienta como un juego, no lo es. Las ciudades y las carreteras no son lugares para conducir por encima de los límites o jugar a un “yo soy más molón”. Un pique en moto puede llevarnos al error y eso se puede pagar muy caro. Y conducir forzado detrás de alguien, puede fácilmente, hacerte caer y que con la inercia arroyes a otro compañero que no tiene ninguna culpa de que seas un inconsciente.

2017-11-27T17:26:49+00:00 noviembre 25th, 2017|